Limpieza facial casera: ¡hazlo tú misma!

Limpieza facial casera: ¡hazlo tú misma!

 (0)    0

  HigieneHogar  

En nuestro día a día, nuestro rostro va acumulando suciedad y todo tipo de impurezas. Así pues, una buena manera de hacer que nuestra piel luzca más joven y sana de la manera más rápida y económica es recurrir a la limpieza facial casera.  

Limpieza facial casera según el tipo de piel

Antes de explicar los pasos que se deben realizar para una correcta limpieza facial casera, debemos saber que no todas las pieles son iguales. Según el tipo de piel que tengamos, se deberán seguir unos pasos u otros. Podemos distinguir entre estos tipos de piel:

 

  1. Piel grasa. Este tipo de piel necesita someterse a limpiezas de manera más frecuente. Además, a la hora de limpiar el rostro, se debe utilizar un producto específico para pieles grasas.
  2. Piel seca. Para este tipo de piel no es recomendable utilizar agua demasiado caliente, por lo que, a la hora de abrir los poros, debemos ir con cuidado. Durante la limpieza, es recomendable utilizar aceites naturales, como son el de oliva o el de almendras, para hidratar nuestra piel y así disminuir su sequedad.

3.    Piel sensible. En este caso, el proceso de exfoliación se debe realizar de la forma más suave posible y empleando productos poco agresivos. Un producto especialmente útil en estos casos es la leche hidratante.

  1. Piel mixta. Este tipo de piel requiere un cuidado especial a la hora de limpiarla, pues, dependiendo de las zonas que tratemos, deberemos utilizar un producto u otro. Es recomendable que, en las zonas donde existe más grasa, se aplique un jabón espumoso, y una crema hidratante para las partes más secas.

Pasos a seguir para una limpieza facial casera

Para realizar una correcta limpieza facial casera y lograr que tu rostro recupere ese brillo natural que había perdido, es necesario seguir una serie de pasos:

El primer paso de tu limpieza facial casera es lavar bien la cara con agua y jabón. Es recomendable utilizar jabones neutros y especiales para el rostro; así, eliminaremos los restos de maquillaje o combatiremos factores como la contaminación y el clima, que dañan continuamente nuestro rostro. Si, previamente a la limpieza, queremos desmaquillarnos, es recomendable utilizar algodones desmaquillantes y empezar a desmaquillar la cara por la zona del contorno de los ojos, continuando después por el rostro completo.

 

Siguiendo con la limpieza facial casera, tras la limpieza se deben abrir los poros con vapor. Para que esto sea posible, se necesita hervir el agua en un cubo o cazuela y, una vez esté hirviendo, se deberá tapar con un paño. Seguidamente, se retira el agua del fuego, se acerca el rostro, apartando el paño, y se mantiene esta posición durante varios minutos.

De esta manera, se conseguirá que los poros se abran de manera rápida y sencilla. Esta acción permite también la producción de colágeno y elastina a nivel celular.

 

Además, suele ser recomendable verter aceites esenciales para la piel, como es el caso del de lavanda, antes de hervir el agua. De esta manera, el rostro puede lucir una apariencia mucho más relajada.

 

El tercer paso a seguir para una limpieza facial casera es aplicar un producto exfoliante acorde a nuestro tipo de piel. Para realizar una correcta exfoliación, debemos masajear nuestro rostro con el producto. Es recomendable que, en vez de utilizar las manos, utilicemos un cepillo específico para la cara. El masaje se debe realizar de manera suave y formando círculos por toda la cara, especialmente por las zonas de la nariz, frente y barbilla, evitando el contorno de los ojos.

 

Si logramos realizar una exfoliación profunda sobre nuestro rostro, conseguiremos eliminar todas las impurezas, como pueden ser puntos negros, grasa o restos de piel muerta.

Es importante darle a este producto un uso moderado, ya que, si utilizamos una cantidad excesiva de este, nuestra piel se acabará resintiendo.

 

Continuando con la limpieza facial, se procede a extraer de manera correcta los puntos negros. Una vez tengamos las manos lavadas con agua y jabón, los quitaremos con la yema de los dedos o con algodones limpios. En el caso de utilizar la yema de los dedos, debemos tener cuidado con las uñas, ya que pueden dejarnos marcas. También se debe evitar apretar las zonas enrojecidas y duras que anteceden al brote de barros o espinillas; esto solo empeoraría esa zona.

 

Una vez se hayan extraído todos los puntos negros, se procederá aplicar los productos de belleza que mejor le vayan a nuestro cutis.

 

Después de la exfoliación, es normal que nuestra piel se encuentre enrojecida y tengas que calmarla. Por ello, se debe aplicar una mascarilla que contenga propiedades calmantes, antiinflamatorias y bactericidas. Actualmente, en el mercado existen multitud de tipos de mascarillas, como pueden ser hidratantes, antiarrugas, contra las manchas o destinadas a un tipo de piel específico, y en Flor de Mayo apostamos por esa diversidad, para que todas tengáis la mascarilla que mejor se adecúa a vuestras necesidades.

Tras seleccionar la mascarilla que mejor se adapte a tu cutis, se procede a masajear nuevamente la cara con movimientos circulares con la yema de los dedos. De esta manera, los poros se van cerrando y nuestro rostro se oxigena de nuevo.

Finalmente, para terminar la limpieza facial casera, debemos proceder a la hidratación de nuestro rostro. El mejor método es seleccionar una crema hidratante según nuestro tipo de piel y dejar que esta penetre en nuestra piel durante unos minutos.

Mascarillas Flor de Mayo para limpieza facial casera

Si deseas que tu rostro recupere su brillo natural y estás pensando en realizarte una limpieza facial casera, en Flor de Mayo encontrarás distintos tipos de mascarillas de tratamiento facial. Cada una de estas mascarillas cuenta con propiedades específicas adaptadas a las necesidades de cada piel. En concreto, hemos lanzado unas mascarillas faciales de tres arcillas distintas: arcilla roja, arcilla verde y arcilla negra, cada una con sus propiedades específicas increíblemente beneficiosas para la piel.

¡No esperes más y pruébalas! Conseguirás un resultado perfecto

limpieza facial casera

 (0)    0

Su comentario ha sido enviado con éxito. Gracias por comentario!
Deja un comentario
Comentarios de Facebook