Labios cortados: cómo combatir la sequedad

Labios cortados: cómo combatir la sequedad

 (1)    0

El invierno se está despidiendo, pero nos ha dejado como herencia unos labios cortados, castigados por las inclemencias del tiempo. El frío extremo y los cambios bruscos de temperatura han hecho que la piel de nuestros labios sufra y se tense, se cuartee y se pele.

El tejido labial se contrae y se estira constantemente, y recibe cambios de temperatura bruscos, así como humedad prolongada en determinados momentos. Esto hace que se agriete e incluso sangre. Los labios son un elemento clave en la comunicación no verbal, pues añaden detalles sutiles pero concisos a la expresión de nuestro rostro: sus articulaciones pueden mostrar enfado, afecto, risas o preocupación. Además, la sensibilidad de los labios permite que tanteemos de antemano los alimentos que vamos a consumir.

Entrando más en detalle, la porción muscular central del labio corresponde a músculo estriado recubierto por su parte externa por piel, constituida por epidermis, dermis e hipodermis, y por su parte interna por una mucosa. Como ves, el labio tiene su complejidad y por eso es necesario que realicemos tratamientos en profundidad para cuidarlo.

Estamos ante una situación que se da cada año, y nunca sabemos muy bien qué tratamiento seguir para evitar que la sequedad siga presente. En este post, te explicamos cómo prevenir, tratar y reparar los labios cortados.

Prevenir los labios cortados

Con el cambio climático, el frío cada vez tarda más en llegar, y de repente nos encontramos en diciembre y empezamos a darnos cuenta de que nuestros labios han acusado la llegada del frío sin que nosotr@s nos diéramos cuenta. ¿Qué podemos hacer para prevenir esto?

La clave es empezar a utilizar protectores labiales, sobre todo en la época en la que finaliza el verano. De esta manera, cuando llegue el frío nuestros labios tendrán una protección extra que podrá combatir las bajas temperaturas.

En Flor de Mayo, disponemos de una gama de protectores labiales de diferentes aromas, entre ellos: coco, vainilla, frutos rojos y cereza. Huelen tan bien que, a veces, te apetecerá hasta comértelos. Pero el olor no es el punto clave de estos protectores labiales, sino su acción hidratante y suavizante que te protegerá y ayudará a evitar los labios cortados.

 

  

Tratar los labios cortados

Si ya llegas tarde para proteger tus labios de antemano, no te preocupes, existen diversos tratamientos que puedes seguir para devolverles a tus labios la elasticidad y la hidratación perdidas.

En esta ocasión, tus mayores aliados serán los bálsamos labiales, un oasis para tus labios en mitad del desierto del invierno. Los bálsamos se presentan en distintos formatos, desde mantecas en lata hasta cremas en tubo, y están compuestos por sustancias naturales, como el cacao o la cera de abejas.

Los protectores labiales de Flor de Mayo también actúan como bálsamo, así que, si te animas a probarlos, ¡tendrás 2 en 1!

Si quieres saber cómo se emplean correctamente los bálsamos labiales, pásate por este artículo de nuestro blog en el que entramos en profundidad en el tema: bálsamo labial

Reparar los labios cortados

Cuando ha finalizado el invierno y, a pesar de haber seguido algún tratamiento, nos encontramos con que nuestros labios se notan castigados, lo mejor es realizar acciones reparadoras y regeneradoras que nos ayuden a restaurar su juventud y su brillo.

Un tratamiento de este tipo consiste en exfoliar los labios. Quizás, alguna vez te has hecho un peeling en el rostro, pero nunca habías pensado que exfoliarse los labios en concreto podía ser la solución para tenerlos bonitos y sanos.

Efectivamente, exfoliar los labios tiene multitud de beneficios. Con una sencilla rutina seguida una vez a la semana, percibirás cambios inimaginables en tu boca. Entre ellos se encuentran: la reducción de manchas e imperfecciones, la eliminación de células muertas, la preparación de los labios para una posterior hidratación y la obtención de unos labios suaves y lisos.

Después de exfoliar los labios, será conveniente hidratarlos con productos específicos e intentar mantener esta rutina de hidratación mes a mes.

¿Sabías que…?

Como curiosidad, te contamos que el azúcar funciona como exfoliante para los labios. Un ingrediente tan sencillo como el azúcar, que todos tenemos en casa, puede ser nuestro compañero en la batalla contra los labios cortados. Pero recuerda que la exfoliación es solo uno de los pasos que deberás seguir para tratar este problema. ¡Todos los pasos son súper importantes y no conviene saltarse ninguno!

Qué NO hacer cuando tienes los labios cortados

Cuando tenemos los labios en situación precaria, todas tendemos a realizar una serie de acciones que suelen ser poco beneficiosas a la hora de solucionar el problema. Algunas de estas acciones que NO debemos perpetrar son:

  • Chuparse los labios constantemente. Ante la falta de hidratación, muchas veces tendemos a pasarnos la lengua por los labios, intentando que estos no estén tirantes y no se cuarteen más. ¡Error! La saliva se resecará sobre nuestros labios y contribuirá a que estos se sequen más rápido, al estar constantemente expuestos al frío ambiente.
  • Arrancarse las pieles. ¡Qué manía tenemos con mordernos las pieles que se nos crean en los labios para arrancarlas y que desaparezcan! Lamentablemente, casi nunca conseguimos que se vayan, sino que lo que pasa es que acabamos quitándonos piel de más y haciéndonos cortes aún más grandes. ¡Qué dolor! Debemos estar muy atentas y no continuar con ese mal hábito, que se da con más frecuencia cuanto más nerviosas estamos.
  • Pasarnos los dedos por los labios. Cuando notamos los labios resecos, muchas los empezamos a toquetear y palpar sin ninguna razón concreta, casi de manera inconsciente. Pero ¿qué provoca esto? Las manos están en contacto con todo tipo de objetos durante el día, por lo que, si nos tocamos la boca con ellas, solo conseguiremos llevar las partículas de suciedad a nuestros labios y estas entrarán por las micro heridas que se nos crean, haciendo que puedan llegar a infectarse. ¡Mucho cuidado, chicas!

Otros usos del bálsamo labial que no habrías imaginado

Por último, te vamos a contar para qué se pueden utilizar los bálsamos labiales, además de lo que hemos explicado previamente:

  • Corregir errores de maquillaje

¿Te has salido al hacerte la raya del ojo? ¿Te has pasado con el maquillaje? Aplica un poco de bálsamo labial sobre un bastoncillo y utilízalo para corregir pequeñas imperfecciones de maquillaje. 

  • Cuidado de las cutículas

Si quieres tener las cutículas más suaves y manejables, échate sobre ellas un poco de bálsamo labial antes de dormir.

  • Sanear las uñas

El bálsamo labial también es útil para suavizar las uñas, reparar grietas o pequeñas roturas.

  • Hidratar la nariz

Cuando tenemos alergia o un resfriado, nos sonamos constantemente y eso acaba por irritar y resecar la nariz. Un poco de bálsamo labial en los alrededores de la nariz hidratará y calmará la zona.

  • Hidratar las manos

Si se te ha acabado la crema hidratante de manos, puedes aplicar tu bálsamo de labios sobre las zonas más secas y después frotar bien las manos para repartir el producto uniformemente

Hasta aquí, el post de hoy. Esperamos que os haya sido de utilidad y que sigáis nuestros consejos para el día a día. ¡Nos vemos en el siguiente artículo!

 (1)    0

Su comentario ha sido enviado con éxito. Gracias por comentario!
Deja un comentario
Comentarios de Facebook