Desmaquillante Sublime de Camomila: ¡desmaquilla e hidrata tu piel!

Desmaquillante Sublime de Camomila: ¡desmaquilla e hidrata tu piel!

 (1)    0

  AromasBellezaBienestarCosméticaHigieneHogarSaludUncategorized  

La importancia de la limpieza facial

La limpieza facial constituye una pieza clave en nuestra rutina diaria, dado que nutre, hidrata y elimina las impurezas a las que estamos sometid@s en el día a día. Nuestro rostro está constantemente en contacto con agentes externos, como la contaminación en el ambiente o las grasas que acumulamos, y, si a eso le sumamos el maquillaje, nuestra cara se vuelve una diana para la aparición de puntos negros, espinillas, rojeces e irritación o la acumulación de células muertas.

Por ello es tan importante tener en cuenta el papel que un buen desmaquillante facial ejerce en nuestras vidas. Detrás de toda piel de aspecto joven y con luminosidad se encuentra un ritual escondido de la mano de los productos que más calidad y eficacia ejercen, como el Desmaquillante Sublime de Camomila.

Nuestra higiene facial debe empezar por un acto tan sencillo como realizarla dos veces al día:

1.     Por la noche es el momento primordial del día para realizar nuestra limpieza facial, dado que la piel se regenera y las células muertas dan lugar a células nuevas. Por este motivo, los activos que apliquemos sobre el cutis se absorberán y actuarán con mayor efectividad.

2.     Sin embargo, no por ello es menos importante llevarla a cabo durante el día dado que la combinación de la limpieza facial diurna y nocturna es la que completa el ciclo. Por la mañana, es el momento perfecto para limpiar las células muertas que se han expulsado durante la noche.

¿Cuándo usar desmaquillante?

Al igual que cuando comemos no comenzamos por el postre, en la higiene facial todo sigue un curso que hay que respetar si queremos conseguir unos resultados óptimos. Mucha gente, con frecuencia, se confunde con el orden de aplicación de los productos en su rutina facial, pero, con las siguientes pistas que daremos a continuación, se entenderá todo más claramente.

La regla de oro que nos va a guiar para saber qué producto es prioritario en su aplicación sobre otro es la textura de este. Es decir, nos aplicaremos siempre los productos en escala ascendente desde más ligero a más denso, siempre y cuando respetemos su función.

El primer paso es la limpieza. Aquí tomará un papel fundamental el desmaquillante facial que decidamos utilizar, ya que la correcta eliminación de las impurezas nos llevará a un perfecto resultado final. Hay que tener en cuenta cómo es nuestro cutis (graso, seco o mixto) para elegir el producto que más nos convenga. El desmaquillante se aplicará con masajes circulares, tras lo cual se podrá utilizar una esponja facial.

Exfoliante. Nos ayudará a cerrar los poros y a equilibrar el pH que suele incrementar tras la limpieza facial. Es remarcable mencionar que el exfoliante no tiene función hidratante, por lo cual no hay que omitir pasos.

Sérum. Es un activo ligero que penetra fácilmente en las capas de la piel y que ayuda a maximizar el resultado del resto de productos.

Contorno de ojos. Se trata de una zona que debemos tratar con delicadeza debido a su fragilidad. Sus principios activos son específicos para la zona de las ojeras, y se presenta con fórmulas más ligeras que las cremas.

Crema. Las cremas hidratantes sellan los productos que hemos aplicado anteriormente. Es un factor imprescindible en el cuidado de la piel diario, que debe extenderse no solo sobre la cara sino también en el cuello. En el caso de que la crema no contenga protección solar, esta se deberá echar justo en el paso siguiente.

Limpieza facial con Flor de Mayo: nuestro Desmaquillante Sublime de Camomila

Como ya hemos mencionado con anterioridad, es esencial la elección de un buen limpiador facial. Adecuaremos cada uno a nuestro tipo de piel.

En Flor De Mayo ofrecemos el Desmaquillante Sublime de Camomila con textura de manteca, que proporciona una limpieza, suavidad e hidratación perfectas para tu piel a la vez que elimina cualquier resto de maquillaje. Tenemos disponible un set que contiene un bote de 80g de esta manteca desmaquillante y una manopla limpiadora para facilitar el proceso.

Este producto está compuesto por ingredientes que aportan grandes beneficios para el cutis:

Manteca de karité: componente altamente hidrante y nutriente que proporciona una mayor elasticidad gracias a sus vitaminas A, D, E y F. Además, favorece la regeneración de la piel y actúa como protector ante agentes externos como el frío, calor o viento. Componente que se obtiene de forma natural por 1ª presión en frio.

Aceite de almendras dulces: este aceite se extrae de la almendra dulce, la cual posee antioxidantes, vitamina E, ácidos grasos monoinsaturados, proteínas, potasio y zinc. Gracias a todos estos componentes, el aceite de almendras actúa como proveedor de innumerables beneficios para la piel, como hidratación, exfoliación, producción de colágeno y mejora de los problemas cutáneos, además de retrasar la aparición de signos de envejecimiento y actuar como protector solar.

Aceite esencial de camomila: no solo aporta hidratación, sino que también ayuda a tratar las diferentes afecciones de la piel tales como irritaciones, rojeces, acné, heridas o piel seca.

Aceite de oliva: nutre, hidrata y ayuda a combatir el envejecimiento de la piel gracias a sus vitaminas E y K. También actúa como remedio cicatrizante.

¿Estás cansada de productos que no consiguen eliminar el maquillaje en su totalidad? No dudes en probar nuestro Desmaquillante Sublime de Camomila de Flor de Mayo: su fórmula consigue retirar el maquillaje sin esfuerzo y con total suavidad, proporcionando a la piel un efecto reparador a la vez que un olor muy agradable. ¿A qué esperas para probarlo?

 (1)    0

Su comentario ha sido enviado con éxito. Gracias por comentario!
Deja un comentario
Comentarios de Facebook