Cómo hidratar las manos

Cómo hidratar las manos

 (2)    0

  AromasBellezaBienestarCosméticaHigieneHogarSaludUncategorized  

¿Alguna vez te has preguntado cómo hidratar las manos de manera eficaz? A veces, tenemos la sensación de que, por muchos productos que nos pongamos, nuestras manos se mantienen resecas y agrietadas, provocándonos pequeños cortes y una desagradable sensación de molestia.

Si quieres saber cómo hidratar las manos de tal manera que esa hidratación sea duradera, en este artículo te lo contamos.

Cómo hidratar las manos castigadas por la temperatura

Muchas veces, sufrimos cambios bruscos de temperatura en nuestra piel y no nos damos cuenta de cómo esto nos está perjudicando. Por ejemplo, cuando nos lavamos las manos, si ponemos el agua muy caliente, estaremos dañando la epidermis. Por otro lado, en invierno nos cuartea las manos el frío seco de la calle, y, después de exponernos a este frío, solemos entrar de inmediato en espacios calientes donde las calefacciones están muy altas.

Todos estos cambios bruscos hacen que nuestra dermis sufra y tiene consecuencias tanto visibles como invisibles. Al fin y al cabo, no es cuestión únicamente de reparar las grietas que se nos puedan crear, sino también de prevenir el envejecimiento prematuro de la piel u otro tipo de enfermedades más corrosivas.

Si te sientes identificada con esto que te estamos contando, la solución para ti es hidratar la piel inmediatamente después de lavarte las manos, habiéndote cuidado previamente de temperaturas muy altas o muy bajas. Pero ¿cómo hidratar las manos nada más lavártelas? La clave está en elegir una crema de manos que pueda aplicarse aunque las manos mantengan una ligera humedad. Es el caso de la crema de manos con urea.

La urea es una molécula orgánica muy sencilla desde el punto de vista estructural. A temperatura ambiente, la urea pura se encuentra en forma sólida. Se trata de una sustancia de desecho que resulta del catabolismo de las proteínas. Las propiedades físicas de la urea y sus numerosas aplicaciones en la industria química hicieron de ella un producto que se emplea como materia prima para numerosos procesos más complejos. La función de la urea en los productos cosméticos es la de facilitar la hidratación de las pieles secas o de las zonas de piel engrosada gracias a su acción emoliente unida a un efecto peeling. Como adivinaréis, las cremas de urea son uno de los productos que se pueden emplear en el cuidado diario de la piel atópica, y también de la psoriasis, pues favorecen la descamación de las zonas engrosadas. 

Cómo hidratar las manos dañadas por productos químicos

Aquellas personas que trabajan con productos químicos corrosivos para la piel están acostumbradas a tener las manos enrojecidas, secas y peladas en muchas ocasiones. La exposición prolongada a productos como lejía, tintes, pinturas y similares tiene consecuencias a largo plazo sobre la dermis, como envejecimiento rápido, deterioro agresivo y sequedad crónica. Para hidratar las manos castigadas por estas sustancias, lo mejor es emplear una crema de manos en cuya composición se encuentre el aloe vera, planta medicinal con multitud de beneficios para la piel.

Los productos químicos suelen generar, aunque no nos percatemos a simple vista, quemaduras de primer grado en la piel. El aloe vera, paliativo natural para todo tipo de quemaduras, restaurará e hidratará las pieles dañadas si se aplica con una frecuencia diaria. 

 

Cómo hidratar las manos con callos

Tanto si eres deportista y estás acostumbrado a trabajar con pesas y barras como si tu trabajo consiste en manejar maquinaria pesada, probablemente te hayan salido unos callos duros y permanentes en las manos que te hayan hecho perder la sensibilidad en determinadas zonas. Si este es tu caso, te recomendamos que utilices una crema de manos con aceite de rosa mosqueta, que será absorbido por los callos y podrá ayudar a que disminuyan lentamente hasta desaparecer por completo.

En Flor de Mayo, todas nuestras cremas de manos están enriquecidas con aceite de almendras dulces y manteca de karité, que nos aportarán una nutrición intensa a nuestra piel.

 

Cómo hidratar las manos que sufren enfermedades de la piel

Si tienes algún tipo de dermatitis, dermatosis crónicas o problemas relacionados con las tiroides, la diabetes, etc., deberás prestar mucha atención a la composición de la crema de manos que vayas a ponerte. Hay que llevar cuidado para no agravar la situación. Tus manos están en un momento delicado y la piel requiere que la mimes de una manera especial.

Una crema de manos con aceite de argán de Marruecos, puede ser tu aliada en este caso; Penetra en la piel y se expande, hidratándola poro a poro y restaurando las zonas que más afectadas se presentan.

Deberás aplicarte el tamaño de una onza de chocolate en la palma de la mano y, suavemente, extender la crema por ambas manos, prestando especial atención al espacio ente los dedos y a los pliegues naturales de la piel. Esta aplicación deberá realizarse dos veces al día, preferiblemente en momentos en lo que no vayamos a tocar agua en un largo periodo, de manera constante. Si no se lleva a cabo con constancia, el tratamiento no será igual de efectivo.

¿Por qué es importante hidratar las manos?

Dicen que los ojos son el espejo del alma, pero… ¿y las manos? Las manos son nuestros instrumentos más útiles, las herramientas que más empleamos en nuestro día a día. Con las manos acariciamos, elegimos, palpamos y valoramos. Con las manos trabajamos y nos esforzamos. Qué triste sería que, después de toda una vida aprovechando nuestras manos, llegara un momento en que no pudiéramos utilizarlas porque han alcanzado un grave nivel de deterioro.

Todavía estamos a tiempo para evitar que esto ocurra. Ahora que ya sabes cómo hidratar las manos, no tienes excusa. Dedica un espacio al día para aplicarte una buena crema hidratante y acostúmbrate a hacerlo periódicamente. Apenas invertirás unos minutos de tu tiempo, pero esos minutos se transformarán, a la larga, en años en los que todavía podrás seguir disfrutando de tus compañeras de vida.

Presta atención a tu cuerpo, escúchate y testea tu piel. Combate la sequedad y preocúpate por regenerar poco a poco la dermis. Tus manos del presente y del futuro te lo agradecerán.

 

 (2)    0

Su comentario ha sido enviado con éxito. Gracias por comentario!
Deja un comentario
Comentarios de Facebook