Claves para una piel hidratada

Claves para una piel hidratada

 (0)    0

  AromasBellezaBienestarCosméticaHigieneHogarSalud  

El correcto cuidado de la piel tiene como resultado un rostro brillante y limpio, y lo mismo ocurre en el resto del cuerpo. Debido a la situación actual, se ha incrementado el uso de geles hidroalcohólicos y, con ello, debido a la gran cantidad de alcohol que contienen, principalmente las manos pueden sufrir graves irritaciones y sequedad.

Por ello, la hidratación de las manos cobra ahora mayor relevancia que nunca para evitar lesiones. Si todavía no sabes por qué hidratar la piel, descubre en este artículo los motivos por los que no debes descuidarla y conoce las mejores soluciones para mantener una hidratación óptima.

¿Por qué hidratar la piel?

La hidratación corporal debe ser acción prioritaria, ya que el efecto de las cremas hidratantes de forma diaria tiene como resultado una piel más resistente y flexible. Con sus funciones renovadas, la piel puede defenderse de los agentes externos a los que se expone habitualmente y así evitar lesiones y alergias en la piel.

La excesiva sudoración es uno de los motivos más frecuentes de la deshidratación, además del uso abundante de geles hidroalcohólicos. Más allá de la actividad física, es fundamental mantener una rutina de hidratación por la gran relevancia que cobran los líquidos en el organismo.

El agua es el factor más importante para mantener la piel hidratada en todo momento y así lograr la mayor eficacia del tratamiento, ya que se logra perpetuar la elasticidad y suavidad en la piel. Uno de los errores más habituales es desconocer por qué hidratar la piel y cómo hacer uso de las cremas hidratantes.

La absorción de los nutrientes favorece el aspecto firme de la piel, recuperando el mejor aspecto y evitando la aparición de arrugas. Como tratamiento diario, el mejor momento para la aplicación de las cremas hidratantes es después de la ducha, aprovechando así los poros más abiertos junto a la temperatura tibia de la piel.

Además, existen aceites esenciales puros y naturales que, gracias a su composición, aportan múltiples beneficios que se erigen como la mejor respuesta a por qué hidratar la piel. Su aplicación puede ser directa o añadiendo una pequeña cantidad en nuestras cremas corporales y de manos habituales, para conseguir una mayor hidratación. Entre los diferentes productos disponibles en Flor de Mayo para conseguir hidratar la piel, aquí tienes nuestros favoritos:

piel hidratada

·      Aceite Puro 100%: Árbol de Té

Este tipo de aceite es uno de los más buscados a la hora de cuidar e hidratar la piel, siendo un ingrediente presente en una gran variedad de cremas hidratantes e incluso exfoliantes. Las características de este aceite favorecen la prevención de los problemas más comunes en la piel. Una vez lo pruebes, ya no tendrás más dudas sobre por qué hidratar la piel. 

piel hidratada

·      Aceite Puro 100%: Rosa Mosqueta

Las propiedades antioxidantes y las vitaminas que componen este aceite protegen la piel y ayudan a retrasar la aparición arrugas y líneas de expresión, además de favorecer la disminución de la intensidad de las manchas. ¿Por qué hidratar la piel con Rosa Mosqueta? Por tener gran presencia de la vitamina A, cuyos ácidos grasos esenciales facilitan la perfecta hidratación de la piel y, entre otros beneficios extra, suavizan las cicatrices producidas por acné.

piel hidratada

·      Aceite Seco Multifuncional

Ideal para el tratamiento hidratante del rostro y resto del cuerpo sin ser demasiado oleoso. Destaca la composición de siete aceites naturales más la vitamina E, sin contener alcohol y con un ligero aroma a magnolia, con un gran contenido de aceites naturales en su composición. Los problemas de hidratación desaparecerán tras su absorción y la piel mantendrá un aspecto óptimo e hidratado: ¡bienvenida hidratación diaria!

El uso de estos aceites, junto a las cremas corporales, favorece el aspecto de la piel de todo el cuerpo, aportando los nutrientes necesarios para lucirla brillante, sana y limpia.

 

Hidratación de manos

El lavado constante de manos está produciendo graves consecuencias en aquellas personas de piel sensible, surgiendo problemas como el picor, dermatitis, aparición de grietas, piel áspera, etc.

Ya sea con agua y jabón o con gel hidroalcohólico, el lavado constante aumenta la sequedad y la irritación. Además, las diferentes sustancias castigan el estado de la piel, provocando su deterioro y un aspecto enrojecido, seco y pelado en las manos.

¿Por qué hidratar la piel y, más que nunca, las manos? La frecuente exposición al agua y a los diferentes productos químicos conlleva la eliminación de la hidratación natural de nuestras manos. Pero, ¿cómo lograr una correcta hidratación en las manos?

La aplicación de las cremas corporales evita la sequedad en la piel, la reacción más habitual ante el uso de geles en los que predomina el alcohol, siendo recomendable la utilización de forma diaria de estas cremas hidratantes y evitar el contacto con el agua caliente.

piel hidratada

La exposición constante a la que se enfrentan las manos obliga a prestarle tanta atención como otorgamos al rostro. Debemos cuidar y prestar atención tanto a manos como a muñecas, después de cada desinfección que se realice con los geles hidroalcohólicos. Así, se logra la correcta hidratación y se evitan las posibles irritaciones, tengas el tipo de piel que tengas. Además, lavar las manos con agua caliente provoca que la piel se reseque. En cambio, ¡con el agua fría consigues activar la circulación!

Si todavía tienes dudas y no sabes por qué hidratar la piel, comprueba el efecto de nuestros aceites puros disueltos en tus cremas hidratantes. Recuperarás los elementos nutritivos necesarios para mantener una piel tersa y elástica a pesar del paso de los años y del impacto de los agentes externos.

 (0)    0

Su comentario ha sido enviado con éxito. Gracias por comentario!
Deja un comentario
Comentarios de Facebook