Los 5 mejores remedios para las piernas cansadas

Los 5 mejores remedios para las piernas cansadas

 (1)    0

  BienestarSalud  

Una de las peores y más molestas sensaciones que pueden sentirse en el cuerpo es el cansancio, y más si se produce en una zona como las piernas, ya que puede molestarnos al andar y hasta al ponernos de pie.

Esto es algo que ocurre con más frecuencia de lo deseado, por lo que vamos a contarte cuáles son los síntomas y las causas de unas piernas cansadas, pero también algunos remedios con los que podrás evitar y prevenir este cansancio.

Un adecuado masaje en piernas cansadas estimula la circulación sanguínea, detienen o previenen los incómodos y dolorosos calambres, reduce o elimina la hinchazón y pesadez en las piernas y previenen la aparición de varices, entre otros numerosos beneficios.

¿Mis piernas están cansadas?

Puede que te estés preguntando cómo saber si realmente tus piernas están cansadas o si sufren otro tipo de problema, así que vamos a ver algunos de los síntomas más frecuentes que suelen producirse:

  1. Dolor y pesadez. Si notas esto en las piernas, es probable que tus piernas estén cansadas, y más si se incrementan estando en reposo y con calor, ya que estando en movimiento y en momentos fríos el dolor y la pesadez no son tan notorios.
  2. Piernas hinchadas. La aparición de hinchazones y varices puede estar directamente derivada del hecho de tener unas piernas cansadas, ya que esto hace que se acumulen líquidos y la sangre se estanque.
  3. Enrojecimientos y sequedad. Además de provocar las hinchazones de las que acabamos de hablar, el retenimiento de la sangre en las piernas también puede hacer que estas se deshidraten y terminen con rojeces.
  4. Calambres. El último de los síntomas de los que vamos a hablar son los calambres. Estos se producen en muchas ocasiones por las noches mientras estás en la cama, lo que puede dificultar la conciliación del sueño.

Dolores y calambres en las piernas cansadas

«Me canso mucho y me duelen las piernas»

Si esta frase es habitual para ti y, además, sufres de alguno de los síntomas que hemos visto anteriormente, lo más probable es que tus piernas tengan un gran cansancio acumulado. Esto es algo que puede afectar a todo el mundo, aunque es más frecuente en mujeres, y puede deberse a distintos factores.

En primer lugar, es importante el tipo de trabajo. Aquellos puestos de trabajo que requieran permanecer mucho tiempo de pie pueden originar este cansancio en las piernas. También puede deberse al caso contrario, y es que pasar mucho tiempo sentada también es una de las causas más habituales de las piernas cansadas, aunque en este caso existe una solución muy sencilla que puede ayudarte que veremos más adelante.

Otros factores importantes que pueden causar el cansancio de piernas son los desequilibrios alimenticios o los malos hábitos. Consumir demasiados azúcares y grasas, así como fumar o consumir alcohol en exceso, son prácticas que pueden afectar al sistema circulatorio, y con ello producir molestias o cansancio en las piernas y otras partes del cuerpo.

Remedios para aliviar las piernas cansadas

Los síntomas de hinchazón, ardor y sensación de pesadez reflejan un problema circulatorio que se manifiesta principalmente en las extremidades inferiores. Son señal de que puede haber una insuficiencia circulatoria venosa, es decir, una dificultad del organismo para dirigir la sangre que procede de los pies hacia el corazón, superando la fuerza de la gravedad.

La insuficiencia venosa se manifiesta más con el calor. Esto se debe a que el calor ambiental hace que los vasos sanguíneos –especialmente las venas de las piernas, que son las que soportan más presión– se dilaten y tengan más volumen de sangre.

El mayor volumen de sangre no provoca congestión e hinchazón, sino que aumenta la temperatura de los pies y de las piernas, lo que puede incluso causar prurito y dolor.

Para frenar o mejorar el problema puedes adoptar varias medidas destinadas a estimular la circulación y mejorar el retorno venoso:

Una vez ya hemos visto los principales síntomas que provocan las piernas cansadas, es hora de pasar a las soluciones. Concretamente, vamos a ver 5 remedios con los que aliviar el cansancio de nuestras piernas. ¡Toma nota!

1. Haz ejercicio regularmente

Algo fundamental es hacer un poco de ejercicio físico y, a poder ser, de forma diaria. No es necesario que te emplees a fondo en un deporte y sudes hasta que no puedas más, sino que saliendo a correr o incluso a caminar durante una hora al día mejorará el bienestar de tu cuerpo y, con él, el de tus piernas. Hacer ejercicio es más recomendable todavía si durante el día pasas mucho tiempo sentada sin estirar mucho las piernas.

Practica ejercicio todo el año para tonificar los músculos que ayudan a impulsar la sangre.

2. Lleva una buena alimentación

Tener una alimentación sana y equilibrada es importante para reducir el cansancio de las piernas, pero también para prevenirlo. Para ello, evita los productos con una gran cantidad de grasas saturadas, de sal y de azúcar, y sigue una dieta rica en fibra. Cuantos menos productos procesados y ultraprocesados consumas, mejor para tus piernas, así que céntrate en aquellos alimentos naturales que sí te pueden aportar grandes beneficios. Además, en las comidas y las cenas es recomendable beber únicamente agua y alejarse de todo tipo de refrescos y otras bebidas. Lo ideal es que mantengas un peso razonable con una dieta adecuada, abundante en fruta y verdura y una proporción grande de crudos. Asegúrate de que los crudos supongan al menos dos terceras partes de tu dieta durante la primavera y el verano.

Con los primeros días de calor y hasta el otoño, es muy útil tomar dos o tres veces diarias plantas o preparados fitoterapéuticos para mejorar la circulación y fortalecer las venas y los capilares.

Entre las plantas más eficaces tienes el castaño de Indias, el rusco, la vid roja, el hamamelis o el ciprés, por ejemplo.

Alimentos saludables para ayudarte con el cansancio

3. Utiliza nuestro gel frío para piernas cansadas

Para cuidar las piernas cansadas y evitar todos los síntomas que esto produce, ¿qué mejor que un producto creado específicamente para ello? Nuestro Gel Efecto Frío para Piernas Cansadas proporciona una agradable sensación y evita los dolores y la pesadez causados por el cansancio de las piernas.

Gracias a su extracto de Ruscus también te ayuda a eliminar otros síntomas, como la hinchazón y el enrojecimiento de las piernas, y además hace todo esto de una forma muy rápida y duradera.

Gel frío para aliviar las piernas cansadas

5. Dúchate con agua fría

El frío ayuda a la circulación y a la relajación de los músculos, algo que necesitamos si queremos aliviar los síntomas producidos por el cansancio de las piernas, por lo que ducharse con agua fría es una gran opción, al menos de caderas hacia abajo. Pero tranquila, ¡no hace falta que estés media hora con agua fría! Solo con unos segundos ya ayudamos a activar nuestra circulación.

Es importante acabar la ducha o el baño con agua fría para provocar la gimnasia vascular que supone la dilatación y contracción alterna de arterias y venas.

Al llegar a casa con las piernas hinchadas y calientes, un ejercicio de hidroterapia muy eficaz es también aplicarte chorros de dos minutos con agua fría en cada pierna.

Debes aplicar el chorro siempre del pie hacia la ingle, y luego secar solo los pies y dejar las piernas húmedas, para prolongar el estímulo del agua fría.

Andar en el agua fría de un río o la orilla del mar, con el masaje de las olas, también ayuda.

6. Intenta no estar mucho tiempo en la misma postura

Hay ocasiones en las que no podemos evitar esto debido a temas laborales o de estudios, pero, siempre que puedas, evita pasar mucho tiempo seguido de pie o sentada en la misma posición.

Si llevas mucho rato de pie, trata de sentarte un rato, aunque no te sientas cansada, porque puede que tus piernas sí lo estén. Si tienes que pasar sentada mucho tiempo, cambia de posición de vez en cuando y, si es posible, levántate aunque sea unos minutos. Haciendo esto evitarás problemas relacionados con el cansancio de las piernas, además de poder prevenirlo.

Elevar las piernas alivia la pesadez en cualquier momento, pero además te aconsejo, por las noches, dormir con los pies un poco más altos que el tronco. No hace falta que sea mucho: con 2 o 3 centímetros basta.

Por último, evita utilizar prendas ajustadas, como calcetines y pantalones estrechos. Opta también por tejidos transpirables, de hilo o algodón.

Si te han gustado nuestros consejos, ¡sigue atenta a nuestro blog! Cada mes publicamos contenido nuevo y muy útil para tu día a día.

 (1)    0

Su comentario ha sido enviado con éxito. Gracias por comentario!
Deja un comentario
Comentarios de Facebook