¿Piel reseca? ¡Combátela!

¿Piel reseca? ¡Combátela!

 (1)    0

  AromasBellezaBienestarCosméticaHigieneHogarSaludUncategorized  

Las personas tenemos diferentes tipos de pieles; no todas son iguales. Algunas, tenemos la piel grasa, otras normal, otras seca... Este último tipo es bastante más común de lo que pensamos. La piel reseca puede padecerla cualquier persona y a cualquier edad. Muchas de nosotras tenemos esta clase de piel y debemos tener especial cuidado para mantenerla saludable e hidratada. ¿Quieres saber cómo? ¡Acompáñanos!

 

Piel reseca: cómo identificarla

Para saber si nuestra piel es seca o no, debemos fijarnos en ella e identificar sus síntomas. Cuando una persona tiene la piel reseca, tiene sensación de tener la piel rígida, especialmente después de un baño o de la ducha. También es habitual tener sensación de picor en las zonas afectadas o sensación de asperidad. Otro síntoma para identificar esta clase de piel es la descamación, es decir, el desprendimiento de las capas externas de la piel, que hacen que sean visibles pequeñas escamas. Cuando la sequedad es más intensa, a veces pueden surgir grietas.

 

Por otra parte, la piel reseca puede presentarse tanto en nuestro cuerpo como en la cara. Las zonas más comunes donde la piel está seca son las manos, la cara y los pies. Esto es debido a que, en invierno, las manos y la cara están sin cubrir y, por tanto, expuestas al aire frío, lo que produce sequedad en nuestra piel. Pero no hay que olvidar que el aire acondicionado de los sitios interiores, que sale caliente, también puede proporcionar sequedad.

 

No solo el aire afecta a nuestra piel. Existen otros causantes de la sequedad dérmica. Algunos jabones o detergentes contienen compuestos que tienen este efecto en la piel.

Algunas afecciones dermatológicas, como los eccemas o algunas enfermedades, como la psoriasis, también pueden provocar que la piel esté deshidratada.

 

Asimismo, el paso del tiempo también tiene efectos en la piel. Con el envejecimiento, la piel se vuelve más delgada y va produciendo menos aceite natural, lo que desencadena en una piel reseca. Pero no hay de qué preocuparse, ¡todo tiene solución! Con poco de atención y cuidado podemos mantener nuestra dermis sana.

 piel reseca

Por qué debemos cuidar la piel seca

Como hemos visto, existen muchas causas por las que tenemos la piel reseca. Hidratarla es vital para nuestra salud, ya que cumple diversas funciones esenciales para nuestro bienestar. La primera de ellas es que la piel actúa como una barrera defensora de los agentes externos que pueden perjudicar nuestra salud, como partículas contaminantes que transporta el aire, infecciones o el frío. De igual forma, esta barrera trabaja hacia el interior y hace que nuestra piel se mantenga hidratada.

 

Además, nuestra dermis tiene una función autorreguladora. Mantiene nuestra temperatura corporal y nos protege del calor y del frío. Otra función de la piel es la sensorial. Nos permite sentir a través de numerosas terminaciones nerviosas.

 

Teniendo en cuenta la importancia de la piel para nuestro cuerpo, ¡es imposible evitar su cuidado!

 

Productos de Flor de Mayo para combatir la piel seca

En Flor de Mayo sabemos lo importante que es cuidar y mantener nuestra piel sana e hidratada. Utilizamos, para ello, numerosos activos cuya finalidad es combatir la sequedad de la piel, como por ejemplo las almendras dulces, cuyos beneficios principales son: hidratación (retiene la humedad de la piel y la mantiene hidratada. Lo puedes utilizar como parte de tu rutina de cuidado diario) y emoliencia (se absorbe muy rápidamente y ayuda a relajarte. Es muy útil en masajes porque restaura el pH normal de la piel, dejándola brillante e hidratada).

Por eso, ofrecemos productos especialmente dedicado a ello, entre los cuales se encuentran nuestros aceites hidratantes.

 

El aceite hidratante es perfecto para la piel reseca. Al ser de base oleosa, proporciona una película impermeable en la piel que evita la pérdida de agua, lo que contribuye a una máxima hidratación de nuestra piel. Además, contiene vitamina E, funciona principalmente como antioxidante, lo que significa que ayuda a proteger las células del daño causado por los radicales libres, y nutre nuestra piel, dejándola firme y suave.  ¡Y esto no es todo! También aporta elasticidad y calma la irritación.

 

¿Quieres ver cuáles son nuestros aceites hidratantes con los que puedes cuidar tu piel? ¡Te los mostramos a continuación!

 

      Aceite hidratante rosa mosqueta

El aceite hidratante de rosa mosqueta es una muy buena opción para las pieles secas, ya que aporta diversos beneficios. Este producto contiene aceite 100% natural de rosa mosqueta, al cual se le atribuyen propiedades hidratantes y reparadoras. Por tanto, ayuda a combatir los daños en la piel, al mismo tiempo que la nutre y retrasa el envejecimiento. Y, por si fuera poco, el aceite de rosa mosqueta ayuda a eliminar esas manchas en la piel y las marquitas producidas por el acné. ¡Una maravilla!

      Aceite hidratante argán

Este aceite, contiene aceite de argán 100% puro, cuya característica principal es que resulta hidratante para la piel. Se utiliza más a menudo para mantener hidratada y suave la piel, y además es altamente nutritivo. Si en tu caso sufres de alguna quemadura también es ideal para tratarlas. Lo más fascinante de este aceite es que mientras aporta hidratación a tu piel, la regenera y previene el envejecimiento, gracias a su contenido en vitamina E, retrasando así la formación de arrugas que nos van surgiendo con el paso del tiempo.

      Aceite hidratante coco

Nuestro aceite hidratante coco hidrata nuestra piel, la protege y la deja suave. Con su presencia de aceite de coco 100% natural, que le aporta una nutrición excepcional, permite que nuestra piel se nutra en profundidad.

 

Ahora que ya conoces nuestros productos recomendados para la piel reseca y sus beneficios, ¿por cuál te decantas para empezar a cuidarla?

 (1)    0

Su comentario ha sido enviado con éxito. Gracias por comentario!
Deja un comentario
Comentarios de Facebook