¡Cuida tu cabello este verano con aceite de argán!

¡Cuida tu cabello este verano con aceite de argán!

 (0)    0

  AromasBellezaBienestarCosméticaHigieneHogarSaludUncategorized  

El verano es una época del año que nos encanta: el buen tiempo y las prolongadas horas de sol nos invitan a salir a la calle y disfrutar tomando algo con nuestros seres queridos. Son unos meses perfectos para poder ir a la playa o a la piscina y empezar a lucir ese ansiado bronceado que llevamos esperando todo el año. Sin embargo, ¿te has preguntado alguna vez cómo afecta el sol a tu cabello? 

 

El sol: de nuestro mejor aliado a nuestro peor enemigo

El sol nos puede aportar beneficios como nos puede repercutir negativamente si no tomamos las precauciones adecuadas. Desde pequeños, nos enseñan que los rayos solares pueden llegar a ser dañinos para la piel y que, por ello, hay que utilizar crema solar, pero ¿sabías que no es la única zona de tu cuerpo que debes proteger? Tanto nuestro cabello como nuestro cuero cabelludo se ven terriblemente perjudicados durante los meses de calor y, por eso, es importante protegerlos día tras día aunque la exposición no sea prolongada. El dicho mejor prevenir que curar se aplica en este caso.

 

La radiación solar (tomar el sol), estimula la síntesis de melanina, tanto del cuero cabelludo como del cabello. Al cabo de unos días de exposición solar, el cabello puede cambiar ligeramente su color. En los casos en los que la melanina del cabello no es suficiente, el cabello sufre quemaduras con la radiación solar.

 

Aún estás a tiempo de empezar ese cuidado que te mereces, ¡pues sentirse guapa comienza por sentirse sana! Y esto también se aplica a nuestra melena.

 

Es normal que nuestro pelo se reseque y encrespe en verano debido a factores como la humedad, el calor, el cloro, la sal del mar… Por ello, debemos combatir estos signos nada más aparezcan en nuestro pelo para conseguir una melena y un cuero cabelludo lo más saludables posible. Los rayos UVA del sol pueden afectar negativamente a la melanina del cabello y romper los enlaces de queratina, dando lugar a un cabello sin vida y quebradizo. De ahí que, cuando salimos de la playa o piscina, digamos: «se me ha quedado el pelo esparto», lo cual es debido principalmente al exceso de sal marina o de cloro en nuestro cabello. Para evitar esto, debemos nutrir constantemente nuestra melena valiéndonos del lema «toda nutrición es poca», y de esta forma conseguir un pelo que luzca sano y radiante estas vacaciones. ¡Te contamos cómo!

 

Aceite de argán, una solución excelente

¿Habías escuchado hablar del aceite de argán para el cabello? ¡Este mágico aceite ofrece propiedades de toda clase para problemas de toda clase! Pasando desde cabellos secos, apagados, encrespados y cueros cabelludos sensibles hasta melenas con tendencia grasa o difíciles de domar. ¡Incluso previene la caída! El aceite de argán para el cabello es un aliado que no debe faltar en tu neceser este verano y que te ayudará a salir de cualquier tesitura, y más importante aún: ¡a lucir una melena de infarto!

El aceite de argán tiene destacadas propiedades regenerativas y es un producto efectivo para regular la hidratación y la reestructuración de la piel y el cabello. Gracias a su contenido en ácidos grasos, el aceite también actúa como estimulante del crecimiento capilar. Este aceite también tiene un elevado contenido en ácido oleico, el cual ofrece una resistencia a la oxidación y es un excelente hidratante.

El aceite de argán para el cabello es elaborado a partir del extracto de la semilla madura del árbol de argán, natural de Marruecos. El argán nace a partir de los frutos, dentro de los cuales encontramos unas semillas alargadas que contienen un aceite muy preciado. El fruto tarda un año en madurar y cae en julio, cuando ya está seco y de color negro. En su hábitat natural, las cabras, entre otros animales, comen los frutos y después excretan las semillas de cáscara dura. Estas semillas son recogidas y prensadas para obtener el valioso aceite de argán.

Su descubrimiento no es reciente, sino que ya era utilizado desde hace siglos con fines terapéuticos en enfermedades cutáneas gracias a sus propiedades antinflamatorias y nutritivas. Si lo que buscas es una hidratación profunda para afrontar la exposición al sol, ¡este es tu remedio!

 

Beneficios

Nos ha quedado claro que este polivalente aceite de argán para el cabello no deja indiferente a nadie, pues contiene todo lo necesario para hacer de un frasco pequeño un arma de gran valor.

 

Está constituido por ácidos grasos y antioxidantes que nutren profundamente tu cabello, aportándole un brillo singular. Sus vitaminas A y E ayudan a combatir las puntas abiertas y luchar contra la caspa, y también contribuyen a restablecer el equilibrio del sebo en cabellos grasos. Si lo utilizas en tu mascarilla capilar habitual como detallamos a continuación, puedes potenciar su resultado.  Asimismo, presenta un efecto fotoprotector que combate los rayos solares más fuertes y actúa firmemente sobre los cueros cabelludos más delicados.

 

Pst, pst. Te chivamos que en Flor de Mayo tenemos nuestro propio Aceite Puro 100% Argán. ¿Lo has probado? ¡Sirve tanto para la piel como para el cabello! Una maravilla hidratante metida en un único frasquito.

 

Rutina del cabello

¿Cuál es la mejor forma de aplicar el aceite de argán para el cabello? Pues bien, esto dependerá de qué resultado esperemos obtener. Te contamos a continuación diferentes usos para que escojas el más adecuado para ti:

-       En la mascarilla: el aceite de argán, además de la formulación adaptada de nuestras mascarillas, nos dará un extra de suavidad y nos ayudará a reparar nuestro pelo. Para ello, tan solo tienes que aplicar unas gotas de este aceite en tu mascarilla habitual y usarla como de costumbre. Habrá que mantenerla en el pelo durante aproximadamente 10 - 15 minutos para que actúe correctamente.

-       Previamente a lavarnos el cabello: extenderemos el aceite de argán para el cabello uniformemente por aquellas zonas de nuestra melena que estén mas dañadas. A continuación, cogeremos un gorro de plástico y nos lo pondremos para que el producto pueda penetrar más eficientemente en la fibra capilar. Mantendremos un tiempo de espera de 2 o 3 horas, aunque no te preocupes si esperas más tiempo, ¡aún mejor! Por último, lavaremos nuestro pelo como lo hacemos normalmente.

 

-       ¡Adiós al encrespamiento! Si sufres de encrespamiento lo sabrás: la humedad en verano se convierte en toda una odisea para mantener tu pelo a raya. Este aceite multitask será tu mejor socio. Vierte tan solo unas gotas sobre las puntas de tu cabello seco y consigue un efecto protector de tu fibra capilar. Además, te facilitará el peinado.

-       Protector del color: aquí queríamos llegar, y es que… ¡el aceite de argán para el cabello actuará como un arma infalible ante los rayos solares! Solo debemos aplicarnos unas gotas en las palmas de las manos y pasarlas por el cabello de manera que quede perfectamente diluido. Además, será de extremada ayuda si tienes el cabello teñido, ya que contribuirá a conservar el tinte en perfectas condiciones.

 

¿Eres de l@s que se preocupa por su melena? No sufras más probando productos de todo tipo sin resultados y prueba el aceite de argán para el cabello, un producto natural y efectivo. Y recuerda… ¡También sirve para la piel!

 (0)    0

Su comentario ha sido enviado con éxito. Gracias por comentario!
Deja un comentario
Comentarios de Facebook