Mascarilla para limpiar la cara

Mascarilla para limpiar la cara

 (0)    0

  AromasBellezaBienestarCosméticaHigieneHogarSaludUncategorized  

 

Una mascarilla para limpiar la cara es uno de esos productos más demandados del mercado en su sector. Y es que el sector de la salud en general, y la dermoestética en particular, están cobrando cada vez mayor relevancia debido a sus espectaculares resultados en materia relacionada con la piel, sobre todo si sus productos y tratamientos se aplican de forma habitual, siguiendo una serie de pautas encaminadas a potenciar los resultados en los plazos previstos.

 

Hoy os traemos el fenómeno de la mascarilla para limpiar la cara, una auténtica revolución que hace acto de presencia a la hora de hablar del tratamiento facial y nutrir la piel, y cuyo uso se ha extendido hasta límites insospechados, dejando a un lado aquellos tiempos en los que la gente se aplicaba la mascarilla para limpiar la cara de vez en cuando.

 

¿Qué es una mascarilla?

Se trata de un producto cosmético que nutre, purifica, hidrata e ilumina el rostro una vez queda aplicado. Con la mascarilla para limpiar la cara se incorpora al rostro el aporte extra de nutrientes que necesita para mantener la piel en buen estado y combatir los signos del envejecimiento. Un aporte extra de nutrientes que repercute irremediablemente en un mejor estado de la piel y una mejor apariencia a ojos de todos y a ojos de uno mismo.

 

¿Qué contiene una mascarilla para limpiar la cara?

Hay que tener en cuenta que una mascarilla para limpiar la cara se debe aplicar en función del tipo de piel que tenga cada persona. Por tanto, no usará la misma mascarilla para limpiar la cara una persona con la piel grasa que otra con la piel seca, porque su efecto se verá mermado.

 

No obstante, dejando de lado las particularidades que pueda poseer cada mascarilla, sí que podemos resumir que se trata de un producto que contiene una gran concentración de principios activos enfocados a actuar en la piel de manera instantánea, tanto en su capa superficial como en la profunda epidermis.

 

A partir de aquí ya podemos entrar a valorar otras propiedades que suelen incorporar las mascarillas. Por ejemplo, tal y como señalábamos anteriormente, en función del tipo de piel que poseas, deberás emplear unas mascarillas u otras. Pero no solo tu tipo de piel hará que te decantes por una mascarilla para limpiar la cara u otra. También deberás prestarle atención a tu objetivo principal. Por ejemplo, si tienes una piel con tendencia a resecarse, te convendrá usar mascarillas hidratantes para compensar esa falta de agua que la piel de tu rostro suele retener. Por otro lado, si por ejemplo buscas emplear una mascarilla para limpiar la cara que además actúe como exfoliante contra las células muertas que se acumulan en los poros de tu piel, podrás elegir entre la extensa variedad de mascarillas faciales con acción exfoliante.

 

En definitiva, hay tantas mascarillas como pieles y necesidades existen. En tu mano está seleccionar la más adecuada.

 

¿Cómo aplicar la mascarilla para limpiar la cara?

Lo primero que debes saber es que lavarse bien las manos antes de empezar con el tratamiento facial siempre será sinónimo de higiene. Una vez hecho esto, es conveniente realizar una limpieza facial previa a la aplicación de este tipo de mascarillas. Todo ello enfocado a eliminar cualquier resto de suciedad, maquillaje o cualquier otro elemento. Esta limpieza es muy superficial, pero no por ello debemos saltarnos ese paso.

 

Acto seguido, aplica en tu rostro la mascarilla para limpiar la cara que hayas seleccionado. Procura no aplicar demasiada crema. Para ello, Flor de Mayo ha confeccionado cómodas monodosis que equivalen bastante aproximadamente a la cantidad ideal a utilizar. No obstante, siempre hay quien aplica más mascarilla y quien prefiere ser mucho más escueta en cuanto a cantidad se refiere.

 

Lo que sí debes poner en práctica siempre es evitar aplicarte la mascarilla para limpiar la cara tanto en los ojos como en la boca. También debes prestar mucho tiempo a las instrucciones. Los tiempos de aplicado no son exactamente los mismos. Dependerán del tipo de mascarilla. Por ejemplo, las que tienen funciones exfoliantes son las que menos tiempo deben permanecer en contacto con tu piel, suelen recomendar uno 4-5 minutos. Las hidratantes, en cambio, puedes dejarlas actuar hasta 20 minutos. En resumen, fíjate mucho en las instrucciones y síguelas al pie de la letra.

 

Por último, solo te quedará retirar y aclarar con agua templada la mascarilla, siendo preferible que lo hagas suavemente aplicándote un pequeño masaje en el rostro.

 

Mascarilla para limpiar la cara con Flor de Mayo

Flor de Mayo cuenta con una completísima línea de mascarillas faciales y capilares muy fáciles de llevar allá donde vayas. Su cómodo packaging monodosis en forma de cápsula de café las hace realmente útiles, sobre todo si vas a viajar.

Repasemos las mascarillas faciales que ofrece Flor de Mayo:

 

Face Clay Mask Arcilla

Mascarilla de arcilla, elimina las impurezas de tu piel.

Cream Mask Mineral Salts

Su complejo multimineral actúa como antioxidante, regenerador, tonificante y reepitelizante.

Scrub Mask Natural Silica

Mascarilla exfoliante, elimina las impurezas de tu piel a la vez que te impregnará con un agradable aroma de rosa, jazmín y margarita.

Cream Mask Green Tea

Nuestra mascarilla para pieles sensibles. Cuenta también con propiedades antioxidantes y antienvejecimiento.

Peel off Dragon Fruit

Mascarilla facial reafirmante y con propiedades estimulantes de la síntesis de colágeno.

 

Ahora que conoces más acerca de las mascarillas, ¿a qué esperas para lucir tu mejor versión? Saca lo máximo de ti, aplícate tu mascarilla para limpiar la cara preferida y luce un rostro cuidado, luminoso y suave.

 

 

 

 

 

 

 

 (0)    0

Su comentario ha sido enviado con éxito. Gracias por comentario!
Deja un comentario
Comentarios de Facebook