¿Sabes cuál es la diferencia entre colonia y perfume? ¡Conócela!

¿Sabes cuál es la diferencia entre colonia y perfume? ¡Conócela!

 (4)    0

  AromasBelleza  

¿Eres consciente de la diferencia entre colonia y perfume? Puede que seas de esas personas que llega a su tienda habitual buscando una fragancia, se para delante del estante y empieza a observar indistintamente todas las marcas expuestas. Pruebas absolutamente todas y cada una de las fragancias y te quedas con la que más te gusta, por su frescura, su particular aroma o, simplemente, porque su packaging te ha llamado especialmente la atención. Pero, probablemente, lo que estabas buscando era un perfume, ¡y te llevas una colonia! Error…

Si eres de los que usa la palabra perfume y colonia sin ningún tipo de discrepancia creyendo que son conceptos sinónimos, tenemos la obligación de avisarte: estás muy equivocado. Y no, cuando hablamos de perfumes no nos referimos a fragancias para mujeres y cuando lo hacemos de colonias lo hacemos refiriéndonos a hombres, es un error también bastante normalizado.

Por ello, queremos explicarte cuáles son las características de cada fragancia para que conozcas la diferencia entre colonia y perfume. Y es que ambas son consumidas por los dos sexos, pero no por ello se tratan de productos iguales. Se producen de forma diferente y su composición, por tanto, no es igual.

Para tratar de comprender la diferencia entre colonia y perfume debemos poner el foco en ambas fragancias, analizar sus características y establecer una conclusión. A continuación, las desgranamos una a una.

Diferencia entre colonia y perfume

Colonia

Las colonias, también conocidas como Agua de Colonia, se caracterizan por poseer una concentración de aceites esenciales bajos (en torno al 2-4%), además de un nivel alcohólico muy inferior a otras variedades. También distintos extractos (en función del aroma) y agua forman estas fantásticas fragancias. 

Tal y como destacábamos anteriormente presentando la diferencia entre colonia y perfume, son usadas indistintamente para ambos sexos, y es que son muchísimas las marcas que ponen a la venta multitud de variedades, tanto para hombres como para mujeres.

¿Sabes por qué estas fragancias reciben el nombre de colonia? Por su origen, en 1790. Y es que fue en la misma ciudad de Colonia en Alemania donde fue inventada fabricada.

Otra particularidad cuando hablamos de la diferencia entre colonia y perfume es la intensidad de estas fragancias. Las colonias, al estar compuestas en gran parte por aceites esenciales y solventes, logran permanecer en la piel un tiempo bastante más corto que los perfumes. Se calcula que, siempre de forma aproximada y en función de la marca, el aroma de las colonias suele permanecer en la piel unas dos o tres horas, lo que supone una gran diferencia entre colonia y perfume.

Perfume

Siguiendo con la auténtica diferencia entre colonia y perfume, llegamos a la segunda fragancia: el perfume. ¿Qué característica podemos resaltar por encima de todas? Sin duda, el nivel de aceite aromático, bastante superior al de la colonia, además de que el perfume en su formulación no lleva agua.  Aproximadamente, y siempre en función de qué perfume estemos hablando, estas fragancias suelen concentrar hasta un 20-25 % de aceites aromáticos.

Dada esta mayor concentración, su vida útil también incrementa notoriamente, sobre todo si la comparamos respecto a la de las colonias. Si en las colonias el aroma permanecía unas dos - tres horas en nuestra piel, en los perfumes tienen la capacidad de durar bastante más: alrededor de unas 7 horas. Eso sí, debemos ser cautos, siempre en función de la calidad del perfume que estemos consumiendo.

Siguiendo con la diferencia entre colonia y perfume, es importante destacar también el origen de esta segunda fragancia. El término perfume data del siglo XVI, y es originario de Francia, convirtiendo a este país en un auténtico referente a nivel mundial en este sector. No obstante, nos referimos al término, y es que la existencia de perfumes como tal data de mucho, muchísimo antes. Las primeras nociones de la existencia de estas históricas fragancias sitúan el objetivo en la antigua Mesopotamia, nada más y nada menos que en el segundo milenio A.c.

En definitiva, insistiendo en la diferencia entre colonia y perfume, debemos remarcar el hecho de que los perfumes se caracterizan por su intensidad, lo que los hace más longevos en nuestra piel. Y ello tiene que ver única y exclusivamente debido a la concentración de aceites. Por tanto, es lógico que, cuando vayas a tu tienda de fragancias habitual, observes que, en líneas generales, los perfumes suelen ser bastante más costosos que las colonias.

Entonces… ¿solo existen los perfumes y las colonias en el sector de las fragancias?

Seguramente estarás pensando: vale, ya sé la diferencia entre colonia y perfume, genial, pero... ¿entonces qué es un Eau de Toilette? ¿y un Eau de Parfum?

Ni todo es blanco ni todo negro. En el mundo de las fragancias existen infinitas posibilidades, por ello será común encontrar en tu tienda favorita no solo perfumes y colonias, también otras variedades.

·       Eau de Toilette: se caracteriza por su frescura. Posee una concentración de esencia un tanto mayor que la de las colonias, entre un 5 y un 12%, lo que le otorga más intensidad y longevidad.

·       Eau de Parfum: también conocida como agua de perfume, se situaría en esta escala de intensidad entre el Eau de Toilette y los perfumes. Por tanto, cuenta con una menos concentración de aceites aromáticos y menor grado alcohólico que los perfumes, en torno a al 12 y 18%.

Ahora que conoces la diferencia entre colonia y perfume, puedes visitar nuestra gama de colonias, perfumes y aguas frescas. Te encantarán: Fragancias

 (4)    0

Su comentario ha sido enviado con éxito. Gracias por comentario!
Deja un comentario
Comentarios de Facebook