Aprende cómo exfoliar la piel en 5 sencillos pasos

Aprende cómo exfoliar la piel en 5 sencillos pasos

 (0)    0

¿Incluyes en tu rutina de belleza el exfoliado? ¿Sabes cómo exfoliar la piel? ¿Conoces todos los beneficios que reportarán un exfoliado habitual en tu piel? No existe mejor método para eliminar impurezas que la exfoliación. Erradicar esas células muertas que se acumulan en tu piel es posible gracias a la exfoliación. Limpiaras tu piel dejándola más suave, flexible y hermosa.

En esta entrada te explicamos cómo exfoliar la piel para que logres lucir tu mejor versión siempre.

Aprovecha los beneficios de la exfoliación

El proceso del exfoliado tiene como objetivo la eliminación de esas células muertas que se van acumulando en las partes más superficiales de la piel. De esta manera, renovamos las áreas superiores de la piel, apareciendo así capas dérmicas renovadas, lo que se traduce en una piel mucho más suave y con una apariencia mucho más joven.

Tan importante es conocer cómo exfoliar la piel como las múltiples ventajas que ello te reportará. Señalamos las más destacadas:

  • Di adiós a las impurezas. Tal y como hemos comentado anteriormente, el principal objetivo de la exfoliación es eliminar esas células muertas que se van depositando en tu piel con el paso del tiempo. A través de la exfoliación podrás decir adiós a esas impurezas. Y, aunque existen otros procedimientos para dejar la piel libre de estas impurezas, queda más que demostrado que el exfoliado es el mejor tratamiento.

  • Piel mucho más joven. Al eliminar esas impurezas, estarás previniendo envejecimientos cutáneos puesto que no solo oxigenarás mucho más tu piel, también estarás renovando tus capas dérmicas. De esta forma tu piel estará mucho más suave, flexible y, en definitiva, sana, por lo que tendrá un aspecto mucho más joven.

  • Actúa como inflamatorio. Aprender cómo exfoliar la piel no solo te ayudará a eliminar impurezas que tu piel tenga un aspecto mucho más joven. Este tratamiento se traducirá también en una prevención constante de pequeñas inflamaciones cutáneas. Un motivo más para que exfolies tu piel.

  • Potencia otros tratamientos. El exfoliado repercute positivamente en tu piel no solo por el hecho de actuar como un perfecto aniquilador de impurezas, también por potenciar otros tratamientos de belleza. Los reductores, productos contra la celulitis o cosméticos para broncear la piel se ven beneficiados cuando la piel está adecuadamente exfoliada. 

Incluye en tu rutina de belleza el exfoliado

Como has podido evidenciar, son múltiples los beneficios de incluir una rutina de exfoliado en tu vida. Además, la gran ventaja es que son muchas las partes del cuerpo que pueden ser exfoliadas. Desde las piernas hasta las manos, labios, la espalda, talones o la parte superior del pecho. Tienes que ser muy consciente de que existen algunas partes del cuerpo como el escote o la cara donde la piel es mucho más sensible. También debes conocerte a ti misma y ser consciente de qué tipo de piel tienes. Las pieles sensibles deben ser menos expuestas a tratamientos de exfoliado que otro tipo de pieles.

Aprender cómo exfoliar la piel implica ser consciente de los timmings. Y es que se trata de un procedimiento que no puede ser llevado a cabo de forma diaria, ni si quiera de forma semanal. Los expertos recomiendan que liberes tu piel de impurezas a través del exfoliado dos veces al mes como máximo. Es decir, cada 12-15 días es lo recomendable. Si posees una piel más sensible, es muy conveniente que esa horquilla la amplíes un par de días más.

Cómo exfoliar la piel en 5 sencillos pasos

Hacer que tu piel se torne mucho más suave, sea mucho más flexible, tenga un aspecto más joven y luminoso pasa por librarla de impurezas a través de una correcta exfoliación rutinaria. Eliminar esas células muertas que se acumulan en tu epidermis es fácil si sabes cómo.

Por ello, desde Flor de Mayo hemos querido confeccionar esta rutina para que aprendas cómo exfoliar la piel para que esta luzca radiante sin llegar a lastimarla. Sigue estos 6 sencillos pasos:

  • Prepara tu piel para el exfoliado

El primer paso que debes poner en práctica es el lavado de la zona a exfoliar. Ya sea la espalda, las piernas, la cara… no importa. Es recomendable que recurras al jabón neutro acompañado con agua tibia. De esta forma la piel quedará limpia y estará a una temperatura ideal.

Como exfoliar la piel es un proceso minucioso, es importante prestar mucha atención a las herramientas que vayas a utilizar. Sería pertinente que evites el uso de cepillos o esponjas. Las células muertas suelen acumularse en sus huecos, lo que puede acabar inflamando e incluso infectando tus poros de la piel. ¿Qué es lo más recomendable? Existen toallitas específicas para exfoliar la piel, también el uso de guantes puede ser un magnífico recurso. Eso sí, siempre debes ser muy consciente de que será imprescindible limpiarlos minuciosamente y secarlos al aire.

En lo que respecta a zonas más sensibles como pueda ser el rostro, es conveniente que evites estas opciones y la exfolies con tus propias yemas de los dedos.

  • Elige el mejor exfoliante

Cosméticos, métodos caseros e incluso tratamientos en centros de estética especializados. Las opciones si buscas cómo exfoliar la piel son muchas, aunque la más empleada es la primera puesto que supermercados y tiendas especializadas ponen a disposición exfoliantes a muy buen precio.

¿Cómo exfoliar la piel con Flor de Mayo? Estos son nuestros exfoliantes corporales que podrás encontrar en tu tienda habitual:

·       Exfoliante Corporal Argán

·       Exfoliante Corporal Rosa Mosqueta

·       Exfoliante Corporal Mandarina

·       Exfoliante Corporal Coco

  • Aplícalo con movimientos circulares

Antes de emplear el producto asegúrate de que la piel no solo esté limpia, también debe estar húmeda. Para ello la ducha es la mejor ocasión. Aplica el exfoliante con movimientos circulares y ve con especial cuidado en las zonas un poco más rugosas o ásperas como puedan ser los codos, las rodillas e incluso los tobillos.

Una vez aplicado, masajea suavemente toda la zona.

  • Enjuaga y masajea

Al terminar enjuaga toda el área que hayas exfoliado eliminando totalmente el producto y golpea finamente para que los poros vayan cerrándose. Es importante que este proceso lo hagas con agua fría, de esta forma estarás activando la circulación.

  • Hidrátate

Importantísimo. Hidratar la piel es fundamental después de un exfoliado si buscas que esta luzca maravillosa y posea un tacto totalmente suave.

Fácil, ¿no? Ya conoces cómo exfoliar la piel, ¿a qué esperas para limpiarla de impurezas?

 (0)    0

Su comentario ha sido enviado con éxito. Gracias por comentario!
Deja un comentario
Comentarios de Facebook