Aprende a prevenir y combatir los labios quemados

Aprende a prevenir y combatir los labios quemados

 (0)    0

  BellezaBienestar  

Los labios son una de esas partes de nuestro cuerpo más frágiles y delicadas que requieren de especial atención por nuestra parte. Bien por la debilidad de la piel que lo forma, bien por la alta exposición a agentes externos que puedan dañarlos o, simplemente, por un cuidado incorrecto de los mismos. Es fácil padecer labios quemados, agrietados o cortados. Pero, ¿sabes cómo cuidarlos?

Resulta sumamente molesto cuando padeces labios quemados. Y es que una simple sonrisa puede resultarte sumamente fastidiosa. Por ello, dado el gran desconocimiento que existe acerca del cuidado de estos, hemos decidido dedicar esta entrada a la problemática de tener que padecer labios quemados. Porque con el conocimiento suficiente y siguiendo las pautas que vamos a darte nunca más tendrás porque padecer labios quemados, agrietados o cortados.

 

¿Cómo llegan a quemarse los labios?

El sol tiene tantos elementos beneficiosos como dañinos. No hay que subestimarlo y es que, aunque es cierto que aporta muchas vitaminas a nuestra piel, una alta exposición puede suponer un grave problema. Y es nuestra piel quien antes lo manifiesta, en especial, las partes más frágiles como puedan ser los labios, la piel alrededor de los ojos o incluso la espalda.

¿Cómo puedo llegar a padecer labios quemados? La fragilidad de estos y la alta exposición al sol son la principal razón por la cual podemos sufrir quemaduras en los labios. Enrojecimientos, dolor e incluso ampollas son síntomas de una sobreexposición solar en nuestros labios.

Las quemaduras solares son muy sencillas de identificar. Desde una molestia hasta un intenso dolor. Hasta pueden desencadenar procesos febriles, dolores de cabeza severos e incluso náuseas.

¿Qué efecto tienen estas quemaduras cuando padecemos labios quemados? Debes saber que, en la mayoría de casos de quemaduras solares, puede que el daño no sea totalmente visible hasta pasadas unas horas. Esto ocurre en general cuando tomamos el sol y exponemos nuestra piel en demasía. Notamos el severo enrojecimiento a posteriori.

Nuestro cuerpo es sabio, cuando la piel absorbe demasiados rayos UV reacciona defensivamente incrementando la producción de melanina para tratar de mantener a raya posibles lesiones, de ahí que nos bronceemos cuando tomamos el sol. Eso sí, pasarnos implica sobrepasar estos mecanismos de defensa naturales.

Ten en cuenta que con solo 15 minutos al sol puedes empezar a tener problemas, así que no lo subestimes.

 

Causas por las que puedes padecer labios quemados

Sí, el sol es uno de los principales enemigos, pero no es el único. Repasemos las principales causas que pueden dañar la salud de nuestros labios.

  • Sol: Venimos insistiendo en él. Sus rayos ultravioletas pueden resultar perjudiciales. La sequedad, grietas y quemaduras son típicas después de altas exposiciones solares.
  • Bajas temperaturas: El frío es uno de los principales causantes de la sequedad labial y los cortes y grietas. Situaciones con viento a bajas temperaturas irrita la piel de los labios. Y es que estos no cuentan con glándulas sebáceas capaces de crear aceites de forma natural para proteger la piel en este tipo de condiciones.
  • Mala hidratación: Los labios necesitan una hidratación constante. Beber poca agua y, en general, no hidratarse adecuadamente perjudica severamente en la elasticidad, causando resequedad y hasta grietas.
  • Alergias: Muchas veces reacciones alérgicas a alimentos, fármacos o cualquier agente externo repercute en la salud de nuestros labios.
  • Malnutrición: Tus labios, como cualquier otra parte del cuerpo, necesitan de una cantidad de vitaminas adecuada. Ya sean vitaminas A, B o C, una mala alimentación repercutirá en tus labios.
  • Tabaco: Un gran enemigo de los labios, fumar resulta fatal. Los resecará, irritará, agrietará e incluso pueden darse casos de labios quemados.

 

¿Qué remedios debo conocer para tratar labios quemados?

Como siempre tratamos de esclarecer en nuestras entradas, las opciones son muchas. Desde remedios naturales a cosméticos. Enumeramos algunos:

  • Aloe Vera: Producto natural estrella en lo que se refiere a tratamientos de quemaduras solares. Tiene la capacidad de acelerar el proceso de curación, reduciendo las irritaciones de forma presta y aliviando así el dolor. Un remedio suave e hidratante ideal para usar en casos de labios quemados.
  • Vitamina E: La vitamina E en cualquiera de sus manifestaciones es ideal para casos de quemaduras. Evita la cicatrización y acelera la regeneración de células.
  • Aceite de coco: El aceite de coco también puede ser una solución en casos en los que los labios se hayan quemado a causa del sol.
  • Rodajas de pepino: El último remedio que queremos destacar es el pepino. Aliado contra irritaciones y dolor.

 

Cuida tus labios con Flor de Mayo

Tal y como dice el refrán, más vale prevenir que curar. Por ello en Flor de Mayo disponemos de protectores labiales que mantendrán tus labios hidratados y sanos. Eso sí, deberás seguir cuidando las altas exposiciones solares. Estos son nuestros productos:

Con estos consejos seguro que ahora podrás cuidar tus labios y evitar el sol para no padecer labios quemados. ¡Ponlos en práctica!

 (0)    0

Su comentario ha sido enviado con éxito. Gracias por comentario!
Deja un comentario
Comentarios de Facebook