Aceite de argán: qué es, beneficios y propiedades

Aceite de argán: qué es, beneficios y propiedades

 (0)    0

  AromasBellezaBienestarCosméticaHigieneHogarSaludUncategorized  

Ya sea para el tratamiento de la piel o del cabello, hablar de aceite de argán es sinónimo de cuidado. Se trata de un producto cosmético procedente de un árbol ubicado en Marruecos, en concreto de un árbol denominado Aragania spinosa.

De esta forma, España se sitúa como uno de los países que están a la cabeza mundial de la importación del aceite de argán. Aspecto que responde a que sea uno de los productos naturales más demandados por las empresas del sector en el territorio nacional.

Los beneficios del aceite de argán en cabello y piel

El aceite de argán contiene en su composición un alto contenido de vitamina E y ácidos grasos, cuya función es, entre otras muchas, hidratar y proteger tanto el cuero cabelludo como la piel, evitando que se acumulen células oxidadas.

Además, el aceite de argán también ralentiza el envejecimiento de la piel, paliando los síntomas de este proceso, como puedan ser la aparición de arrugar o la misma pérdida de firmeza en la piel.

Por otra parte, el aceite de argán permite mantener el cabello sedoso ya que, al tener propiedades hidratantes, fortalece, suaviza, cuida las puntas abiertas y ayuda a eliminar el llamado frizz del cabello, que no es otra cosa que el encrespamiento del cabello.

Las múltiples propiedades del aceite de argán

En cuanto a la composición del aceite de argán, contiene hasta un 80% de ácidos grasos esenciales, ácido oleico, AGE, vitamina F que ayuda a restaurar la barrera natural de la piel, así como ácido alfa-linolénico que es un regenerador de células, el ácido gamma-linolénico que ayuda al sistema inmunitario, el ácido araquidónico que tiene una función importante a la hora de regenerar los tejidos por alteraciones cutáneas.

Incluso el aceite de argán contiene grandes niveles de tocoferoles o vitamina E, carotenoides que también protegen las células frente a agentes externos, además de fitoesteroles que desempeñan una labor en el rejuvenecimiento y cuidado integral de la piel. Por último, el aceite de argán contiene escualeno, especialmente importante en el tratamiento de pieles secas, ya que facilita una rápida absorción de los elementos nutritivos del aceite de argán.

Cómo utilizar el aceite de argán para el cuidado del cabello

En este apartado conviene tener muy presente el tipo de cuero cabelludo en el que se vaya a aplicar el aceite de argán. De esta forma, este producto fortifica desde la raíz hasta las puntas el cabello, proporcionándole un extra de fuerza, suavidad y brillo.

Lo primero de todo es destacar que el aceite de argán se podrá utilizar tanto para pelos grasos como para no grasos. Pero si por ejemplo, se cuenta con las puntas secas y dañadas, bastará con aplicar este aceite de argán en las puntas, dejando que trabaje durante un periodo de tiempo de dos horas, para acabar aclarando con agua. De esta forma, con un par de aplicaciones por semana será suficiente para ver resultados sobre el cuero cabelludo afectado.

Si por el contrario tienes un pelo seco, el aceite de argán se deberá aplicar a lo largo de toda la longitud del cabello, dejando el aceite de argán aplicado durante 30 minutos. Así, con la ayuda de un cepillo, se procederá posteriormente a masajear el cuero cabelludo para conseguir la dispersión del aceite de argán. Finalmente, con una toalla enrollada al cabello se dejará reposar el efecto sobre el pelo seco durante otros 30 minutos.

Es importante destacar que en el caso de cabellos secos es recomendable emplear esta técnica una vez por semana durante unos meses de rigor, hasta que empiecen a ser palpables los resultados.

Por otra parte, para los cabellos grasos la aplicación del aceite de argán se realizará solo a mitad del cabello hacia las puntas para potenciar el efecto regenerador del aceite de argán.

Cómo utilizar el aceite de argán para el cuidado de la piel

Entre las características principales del aceite de argán que tiene sobre la piel destacan la luminosidad, la prevención en la aparición de arrugas, la reducción de las líneas de expresión y fortalecimiento del brillo. Ahora bien, para conseguir este tipo de resultados es conveniente detenerse en su modo de empleo:

En este sentido, el aceite de argán se podrá utilizar para el cuidado de la piel tanto antes como después de la ducha. Si se desea aplicar el aceite de argán directamente sobre el rostro bastará con verter unas pocas gotas sobre los dedos para, posteriormente masajearse el rostro con el aceite de argán impregnado. Todo ello realizando un movimiento circular de dentro hacia fuera. Este movimiento se dispondrá a realizarse posteriormente a haber limpiado la piel y, preferentemente durante la noche, para que de esta forma el efecto de actuación del aceite de argán sea mayor.

Flor de Mayo te acerca el aceite de argán 100% puro

El aceite de argán 100% puro disponible en Flor de Mayo previene el proceso de fotoenvejecimiento que provocan las radiaciones solares, así como la aparición de las estrías en las mujeres, especialmente en los últimos meses de embarazo.

Aplicando apenas un par de gotas sobre los dedos para masajear el rostro se mejorará el aspecto del rostro en cuestión de pocas semanas. Por su parte, si se pretende aplicar sobre la piel, el masaje potenciará su efecto con dos dosis diarias, también realizando un masaje por toda la zona corporal donde se desee aplicar para favorecer su total absorción.

 

 

 (0)    0

Su comentario ha sido enviado con éxito. Gracias por comentario!
Deja un comentario
Comentarios de Facebook