¿Por qué debes incluir en tu rutina de belleza la limpieza facial?

¿Por qué debes incluir en tu rutina de belleza la limpieza facial?

 (0)    0

  AromasBellezaBienestarCosméticaHigieneHogarSaludUncategorized  

Toda rutina de belleza debería contar con varios procedimientos intocables para garantizar unos resultados impecables. El exfoliado, la hidratación de la piel y la limpieza facial deben ser, como mínimo, imprescindibles. En anteriores entradas de este mismo blog hemos incidido en algunos de ellos, como pueda ser el exfoliado. En ésta queremos contaros todo lo que comprende la limpieza facial. Los tipos de procedimientos, los productos que puedes utilizar, cómo hacerlo y, en definitiva, una pequeña guía de aquello que puede interesarte respecto a esta rutina de belleza. ¿te interesa? Sigue leyendo.

 

¿Por qué debo incluir en mi rutina de belleza la limpieza facial?

Incluir la limpieza facial en tu rutina cotidiana debe ser un imperativo para ti. Ésta será la responsable de que tu piel se libere de todo tipo de impurezas. Solo así podrás aplicar cualquier tipo de cosmético en tu piel y que este actué lo más eficazmente posible. Así que primer consejo: nunca apliques cosméticos en tu rostro sin asegurarte que tu piel esta totalmente limpia de impurezas.

Como ocurre con cualquier cosmético, deberemos elegir aquel producto que mejor se adapte a nuestra piel. Cada persona tiene unas características. Piel más suave, más grasa, más sensible. Así como existen cosméticos para todo tipo de pieles, también hay limpiadores faciales que se ajustan a cualquier tipo de característica. Solo tendrás que seleccionar el que más se adapte a ti.

 

Tipos de limpieza facial

Tal y como ocurre con otros procesos, por ejemplo, el exfoliado, podrás limpiar tu rostro de distintas formas. Te toca priorizar y aplicar tus criterios personales para elegir qué tipo de limpieza de rostro vas a querer emplear.

En general existen tres procedimientos generales para poder hacerlo: recurrir a profesionales, emplear cosméticos o utilizar productos naturales.

La primera opción es muy recomendable si realmente quieres un resultado excelente. Los centros estéticos aseguran una limpieza facial mucho más profunda que la que puedas realizarte en tu casa. Elimina células muertas, espinillas y tonifica todos los músculos de la cara a manos de profesionales. Además, estarás contribuyendo a hidratar tu piel, reducir acné, mejorar la circulación, la elasticidad y, en definitiva, mejorar el aspecto de tu rostro.

Por otro lado, encontramos la limpieza facial casera. Quizá es la menos efectiva de las tres, aunque no por ello deja de ser aconsejable. Para aquellos que no quieren hacer un desembolso mayor acudiendo a profesionales y gusta de emplear productos comerciales, puedes preparar exfoliantes caseros a través de avena, azúcar e incluso yogur. Hay bastantes recetas para que, si te interesa esta opción, empieces a aplicar.

Por último, el uso de productos cosméticos en tu propia casa es la opción más empleada por la mayoría de personas que busca una limpieza facial efectiva, económica y cómoda. Veamos qué rutina puedes empezar a usar.

 

Rutina para una limpieza facial efectiva

Ya que somos muchas las personas que empleamos cosméticos de forma diaria para cuidarnos, hemos decidido confeccionar una rutina que seguro podrás aprovechar de forma diaria. Estas son las alternativas que ponemos a tu alcance:

1.     Primer paso

El primer paso de toda limpieza de rostro es tratar de quitar esa suciedad superficial que se acumula en nuestro rostro a través de agua y jabón. Hay quien también apuesta por leches limpiadoras.

2.     Segundo paso

Una vez eliminada la suciedad superficial, deberemos abrir los poros con vapor para poder limpiar nuestro rostro mucho más profundamente. Además del vapor, puedes añadirle al agua hirviendo algún aceite puro si quieres relajar también el rostro.

3.     Tercer paso

Exfolia la cara. Paso vital en toda limpieza facial. Para ello puedes emplear mascarillas faciales Flor de Mayo. En concreto, la ScrubMask Natural Silica (https://bit.ly/2Jpm0iP) es un exfoliante natural de sílice y hueso de oliva que contribuirá a la eliminación de las células muertas de las partes más profundas de la piel de tu rostro.

4.     Cuarto paso

¿Cómo tratar los puntos negros e incluso los granitos? Es un proceso manual, algo costoso y que requiere de precisión. Para el caso de los puntos negros es importante que emplees algodón o gasas y presiones las zonas afectadas con tal de extraerlos. En el caso de los granos deberás presionar también para extraerlos. 

5.     Quinto paso

Sin duda las mascarillas son el producto cosmético estrella en lo que a limpieza facial se refiere. Las hay con propiedades exfoliantes, hidratantes, purificantes… Te presentamos las de Flor de Mayo:

  • FaceClayMask Arcilla: perfecta para la eliminación de las impurezas de tu piel.
  • CreamMask Mineral Salts: compuesta por sales minerales elimina impurezas e hidrata la piel.
  • ScrubMask Natural Silica: mascarilla exfoliante. Eliminará las impurezas de tu piel a la vez que te impregnará con un agradable aroma de rosa, jazmín y margarita.
  • CreamMask Green Tea: elimina impurezas para pieles sensibles. A esta, además, se le atribuyen propiedades antioxidantes y antienvejecimiento.
  • Peel off Dragon Fruit: Mascarilla antioxidante, enriquecida con extracto de pitaya.

6.     Sexto paso

Una vez hayas terminado de aplicar tratamientos a la piel de tu rostro, es fundamental cerrar los poros e hidratar la piel, sobre todo después de haber exfoliado la piel.

Tanto por la importancia de mantener un rostro limpio como para potenciar el efecto de los cosméticos, la limpieza facial es fundamental. Aplica en tu rutina habitual los consejos que te hemos dado y luce un aspecto perfecto.

 

 (0)    0

Su comentario ha sido enviado con éxito. Gracias por comentario!
Deja un comentario
Comentarios de Facebook